El pintor James McNeill Whistler demandó al crítico John Ruskin por haber descrito un cuadro suyo como un cubo de pintura arrojado al público, y el desarrollo del juicio fue insólito. Oscar Wilde fue demandado por el marqués de Queensberry con resultados más trágicos. Y el poeta Swinburne, un hombrecillo pelirrojo y nervioso, alcanzaba tales niveles de paroxismo cuando leía su propia novela que terminaba inconsciente. Estos tres personajes, victorianos muy poco eminentes, son los protagonistas de La aventura estética, uno de los más curiosos y humorísticos retratos de una época jamás escritos. William Gaunt recrea con su ingeniosísima pluma el final del siglo XIX y la rebelión artística que abrió camino al advenimiento de una nueva moral llamada decadente, pero de hecho bastante menos hipócrita que la victoriana. ¡Dios salve al arte!

Editorial: Turner
Páginas: 276
Medidas: 14 x 22 cm
Encuadernación: tapa blanda
ISBN 9788475065274

 

La aventura estética - William Gaunt

$2.790,00
La aventura estética - William Gaunt $2.790,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Tienda Bellas Artes - Museo Nacional de Bellas Artes - Av. del Libertador 1473, CABA - Días y horarios de retiro: martes a domingo, de 11 a 19 hs (*). LUNES CERRADO. (*) Sujeto a la apertura al público del Museo Nacional de Bellas Artes.

    Gratis

El pintor James McNeill Whistler demandó al crítico John Ruskin por haber descrito un cuadro suyo como un cubo de pintura arrojado al público, y el desarrollo del juicio fue insólito. Oscar Wilde fue demandado por el marqués de Queensberry con resultados más trágicos. Y el poeta Swinburne, un hombrecillo pelirrojo y nervioso, alcanzaba tales niveles de paroxismo cuando leía su propia novela que terminaba inconsciente. Estos tres personajes, victorianos muy poco eminentes, son los protagonistas de La aventura estética, uno de los más curiosos y humorísticos retratos de una época jamás escritos. William Gaunt recrea con su ingeniosísima pluma el final del siglo XIX y la rebelión artística que abrió camino al advenimiento de una nueva moral llamada decadente, pero de hecho bastante menos hipócrita que la victoriana. ¡Dios salve al arte!

Editorial: Turner
Páginas: 276
Medidas: 14 x 22 cm
Encuadernación: tapa blanda
ISBN 9788475065274