"...tengo el convencimiento de que para ser pintor hay que universalizarse. Pero universalizarse no es internacionalizarse.Yo aprendí que en mi interior soy igual que el caracol, soy igual que el perro, soy igual que las plantas y soy igual que las estrellas. Eso es lo que yo entiendo por universalización. Quiere decir que dentro de uno está el universo. Cuando uno está universalizado se siente dentro de todas las cosas, y ya no hay nada de lo que pueda decir: esto es malo y esto es bueno, que es lo que nos enseñan como educación. En todo caso, puedo decir: esto es diferente. Entonces, en los colores, por ejemplo, yo no le tengo rabia a ninguno. Me pueden dar el que quieran, que todos me gustan. Me gusta la línea recta y la línea curva; si el cuadro es en valor me gusta, si es en color me gusta, ¿y por qué? Porque he dejado el rechazo antipático de creerme dueño y señor de una verdad y sentirme hombre todopoderoso. Me siento manzana y me siento naranja, y me siento perro y me siento pez y me siento agua".

Editorial: Iván Rosado
Páginas: 112
Medidas: 13.5 x 19.5 cm
Encuadernación: tapa blanda
ISBN 9789873708527

Dentro de uno está el universo - Juan Grela G.

$950,00
Dentro de uno está el universo - Juan Grela G. $950,00
Entregas para el CP:

Medios de envío

  • Tienda Bellas Artes - Museo Nacional de Bellas Artes - Av. del Libertador 1473, CABA - Días y horarios de retiro: jueves a domingo, de 12 a 18 hs.

    Gratis

"...tengo el convencimiento de que para ser pintor hay que universalizarse. Pero universalizarse no es internacionalizarse.Yo aprendí que en mi interior soy igual que el caracol, soy igual que el perro, soy igual que las plantas y soy igual que las estrellas. Eso es lo que yo entiendo por universalización. Quiere decir que dentro de uno está el universo. Cuando uno está universalizado se siente dentro de todas las cosas, y ya no hay nada de lo que pueda decir: esto es malo y esto es bueno, que es lo que nos enseñan como educación. En todo caso, puedo decir: esto es diferente. Entonces, en los colores, por ejemplo, yo no le tengo rabia a ninguno. Me pueden dar el que quieran, que todos me gustan. Me gusta la línea recta y la línea curva; si el cuadro es en valor me gusta, si es en color me gusta, ¿y por qué? Porque he dejado el rechazo antipático de creerme dueño y señor de una verdad y sentirme hombre todopoderoso. Me siento manzana y me siento naranja, y me siento perro y me siento pez y me siento agua".

Editorial: Iván Rosado
Páginas: 112
Medidas: 13.5 x 19.5 cm
Encuadernación: tapa blanda
ISBN 9789873708527